lunes, 18 de abril de 2011

El grano de mostaza


El 14 de abril de 2011 celebré gracias a Dios mis 29 años de vida… En una reunión familiar, organizada con la ayuda de mi Papá, mi mamá y mi novio, compartí esta reflexión, sencilla pero que para mí tiene mucho valor. Quiero agradecer a Lucio Avendaño y Lorena Yanello por su gran ayudita.
¡Que la disfrutes y la creas de todo tu corazón! ¡Te hará bien!

Les pregunté a los presentes: ¿Qué dificultades te impiden hoy llegar a tus metas? ¿Qué montañas son un obstáculo a tu felicidad personal o familiar..?

Pensalo…

Seguí pensando…


Entonces les leí este versículo precioso de La Biblia:

“Jesús les dijo: --Por vuestra poca fe. De cierto os digo que si tenéis FE como un GRANO DE MOSTAZA, diréis a este monte: “Pásate de aquí allá”, y se pasará; y nada os será imposible.” San Mateo 17:20.

Y comentamos lo siguiente (Fuente: Comentarios de la Biblia en S-word):

Diréis a este monte (v. 20) es una exageración literaria para indicar que si uno tiene aun una chispa de fe puede mover cosas grandes, o resolver grandes dificultades. Nada os será imposible (v. 20) debe interpretarse en el contexto de las promesas de Jesús y las condiciones correspondientes.

Cuando Jesús habló de desplazar montañas, estaba usando una frase que los judíos conocían muy bien. Jesús nunca pretendió que se tomara esto literalmente en su sentido físico. Después de todo, una persona normal no se encuentra frecuentemente en la necesidad de tener que desplazar montañas físicas.
Lo que quería decir era: «Si se tiene suficiente fe, todas las dificultades se pueden resolver, y cumplir hasta la tarea más difícil.» La fe en Dios es el instrumento que permite a las personas eliminar las colinas de dificultades que bloquean el camino.

Entonces les mostré una hoja blanca A4 con un grano de mostaza en el medio… se veía tan pero tan chiquito ese problema (grano de mostaza) cuando lo miramos desde la inmensidad del poder de Dios (Hoja)…
Y los invité y te invito a creerle A Dios… y esas dificultades Él, las moverá en Su soberana voluntad…

Y además leí que “la fuerza de un grano de mostaza es tanta que transforma el sabor de cualquier cosa con la que se mezcle…” Mi intención fue darle sabor con esta pequeña dinámica a la gente que quiero, una forma de mostrar mi gratitud a Dios, a mi familia y amigos, pero sobre todo de compartirles que si SEMBRAMOS la BUENA SEMILLA de la FE, que es la PALABRA DE DIOS esos frutos dulces vendrán…

Por último pensamos en que esa pequeña semilla, una de las “más pequeñas de todas las semillas, cuando ha crecido es la más grande de todas las hortalizas y llega a hacerse un árbol, de suerte que las aves del cielo vienen a anidar en sus ramas…” (S. Mateo 13:31-32. La Biblia)
Ojalá como cristianos seamos las personas que la gente necesita para apoyarse, pero no en nosotros sino en Cristo…  a través de nosotros…
No debemos entender que Jesús esté diciendo que no haya otra semilla más pequeña en todo el mundo, sino que es la más pequeña que los oyentes conocían, la más pequeña en esa parte del mundo, o la más pequeña que producía una planta tan grande. Algunos viajeros informan que crece a la altura de la cabeza de un hombre montado a caballo. El texto dice que se convierte en árbol (v. 32).


La semilla de mostaza, 13:31, 32

La verdad central de esta parábola puede ser: El reino de los cielos crece en forma visible desde algo muy pequeño e insignificante a algo muy grande. Comenzó con la persona de Jesús, luego un pequeño grupo de doce hombres humildes, 120 en Pentecostés, luego 3.000 bautizados, luego 5.000, luego grandes multitudes y en la última década de siglo XX más de mil millones en la redondez del mundo.

La semilla de mostaza es casi como polvo, pero dentro de ese pequeño grano está encerrada una vida poderosa esperando las condiciones favorables para desarrollarse.

La figura de las aves: descubrir que la mostaza crece a un tamaño tal que puede sostener nidos de aves. Por otro lado, la figura de un árbol grande, con aves en sus ramas, se usa en el AT para representar un reino que crece grandemente (Eze_17:22-24; Eze_31:3-14; Dan_4:11-12).

Con una sola chispa. Es como ilustra la parábola de la semilla de mostaza (Dan_13:32): con algo pequeño se puede lograr una gran empresa; con una sola chispa se puede incendiar una ciudad.

¡Ojalá crezcamos, reguemos la semilla (espiritualmente hablando) cada día con más fe a través del manantial de vida que es LA BIBLIA!



2 comentarios:

  1. FE COMO UN GRANO DE MOSTAZA
    Los felicito por su página. Hacen falta conceptos profundizantes sobre la fe, que superen a repetir dogmas como grabadora. Con el tema del granito de mostaza, Cristo dió en el clavo.
    A quienes les interese el tema de la fe como poder de interiorización hacia Dios, y que el péndulo radiestésico es una pequeña montaña fácil de mover, en EEUU hay una página Web, en un sitio seguro (Weebly): www.internetcosmico.com, donde se regalan libros. Bajar gratis el minicurso de radiestesia, R2-SFO, y las tablas, R4-SFO. Y que les vaya bien.
    Alberto Brehme P.

    ResponderEliminar